Los hogares conectados y sus retos en marketing

Según una investigación de PwC, en 2019 se gastarán en el Reino Unido 10,8 mil millones de libras en dispositivos inteligentes para el hogar, con un 40% de los consumidores que esperan actualizarse a productos conectados en los próximos dos años, cosa que ocurre en diversos países como México.

 

David Coombs, jefe de servicios estratégicos de Cheil en el Reino Unido, advierte que no será una transición fácil, ya que la forma en que se están empaquetando estos avances tecnológicos puede ser «abrumadora» para los consumidores: «La gran mayoría de los consumidores están al tanto de la casa conectada, pero no muchos afirman saber mucho al respecto», dijo. «Es algo con la que las personas están familiarizadas, pero nadie realmente tiene una comprensión profunda de ello. Podemos ver eso reflejado en términos de propiedad de los dispositivos conectados. La gran mayoría de nosotros tendrá un dispositivo conectado en nuestros hogares, pero muy pocos de nosotros tendremos tres o más, por lo que realmente no hemos dado ese paso para conectar muchas cosas y comenzar a formar un ecosistema. Claramente, hay cosas que hacer en términos de educar a las personas y ayudarlas en ese viaje para entender exactamente qué es».

 

Mientras tanto, aunque las cifras muestran que los consumidores están empezando a adoptar hogares inteligentes, todavía hay muchos desafíos que las marcas deberán enfrentar. Una de las principales preocupaciones es el costo de los dispositivos inteligentes, un 45% que cree que los productos para el hogar son actualmente demasiado caros. La privacidad también es un gran problema, ya que el 37% está preocupado por su espacio personal y, finalmente, la «interoperabilidad»: el 16% está preocupado por tener diferentes dispositivos que se comunican a través de diferentes sistemas, y se ven obligados a comprar una sola marca.

 

Según la directora de marketing de Samsung en UK, Rebecca Hirst, la «interoperabilidad» será un paso necesario para las empresas de tecnología si quieren atraer a un mercado masivo: “Se acabaron los días de un dispositivo de un solo fabricante. Estamos en un mundo donde los teléfonos inteligentes pueden hacer que su parlante Alexa hable con su TV Samsung a través de una sola aplicación. Sin embargo, todavía hay una brecha bastante grande que se debe llenar entre la visión del futuro de la que hablan las marcas conectadas y la realidad de donde se encuentran los consumidores hoy en día. Mostrar a los consumidores pequeños momentos cotidianos y ejemplos relacionados de cómo usar dispositivos domésticos inteligentes puede comenzar a empujar a las personas a este espacio conectado, ayudándoles a dar pasos de bebé», dijo Coombs. “Sabemos por la investigación que cuando las personas se conectan, obtienen una experiencia mucho mejor de lo esperado. La clave es ayudarlos a que se acostumbren a ello”.

 

Tres cosas que los consumidores quieren de hogares inteligentes
Una investigación de Samsung demostró que las cosas más importantes con las que los consumidores quieren ayuda en términos de hogares conectados se dividen en tres pilares: seguridad, comodidad y orden. Poder ver quién está en la puerta de su casa cuando no está en casa es un ejemplo de lo que está viviendo en el mercado en este momento, pero en términos de seguridad, Hirst cree que hay más potencial.

 

«La oportunidad más grande con el tema de la seguridad es hacia la protección del  patrimonio de las personas”, subrayó. «Uno de los mayores costos de las compañías de seguros que afectan nuestras primas de seguros de casas, es el riesgo de daños por agua. Así que imagínese si tuviera un detector inteligente  de fugas de agua, que si está lejos de su casa y detecta una fuga en cualquier lugar de la casa, apaga automáticamente su suministro eléctrico”.

 

Comunicar todas estas ventajas resultan en verdaderos retos en marketing. Para muchos consumidores contar con dispositivos conectados a Internet en su hogar se limita a una smart TV, pero dar el paso hacia un verdadero hogar inteligente se trata de asistentes como Alexa, refrigeradores, hornos, lavadoras, sistemas de seguridad con cámaras o alarmas, sistemas de iluminación, timbres, básculas, aparatos de ejercicio, cafeteras, etc, la lista es muy amplia, donde la interconectividad es la clave. Ese es el desafío.

Deja un comentario