La cuestión de género en campañas de publicidad

Fue en 1920 cuando a las mujeres en los Estados Unidos se les dio el derecho de votar. Las mujeres inglesas tuvieron que esperar otros ocho años hasta que se les concediera un sufragio igualitario en 1928. Dada la larga historia de la humanidad, las mujeres eran consideradas inferiores hasta hace poco. Sin embargo, el papel de las mujeres en todos los rincones de la sociedad ha mejorado significativamente. Las mujeres que lucharon duro y rompieron el techo de cristal en la sociedad a menudo se utilizan como efectivos medios de marketing para las empresas.

 

¿Hay un trabajo específico de género?
El mundo celebra en todo lo alto -y hasta hace poco-  el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. Sin embargo, fue hace solo 109 años, cuando en Rutgers Plaza en Nueva York, cerca de 15 mil trabajadoras textiles estadounidenses se reunieron y organizaron una protesta que exigía tanto el derecho a vivir como a votar. El eslogan que cantaron una y otra vez fue “Queremos pan, pero también rosas”. Desde entonces, los países de todo el mundo celebran este hecho, y que en 1975 recibió el nombre oficial de las Naciones Unidas para conmemorar el Año Internacional de la Mujer.

 

Personas de todo el mundo celebran la fecha con grandes y pequeños eventos, y este año no fue la excepción. Por ejemplo, en Corea, La Asociación de Mujeres Coreanas Unidas celebró una Conferencia de Mujeres (locales) y otorgó premios diversos premios acerca de la lucha por la igualdad de género. Igualmente, países como Estados Unidos, Inglaterra o Australia,  llevaron sus actividades un paso más allá al declarar el mes de marzo como el Mes de la Historia de la Mujer. En este sentido, los mercadólogos de las grandes empresas siguieron el ejemplo.

 

#StrengthHasNoGender
Dentro de dichas empresas, destaca una gran campaña de Brawney, la marca de toallas de papel de los Estados Unidos. Como un guiño al Mes de la Historia de la Mujer en marzo, el “Hombre Brawney”, la figura icónica de la marca desde 1974, sufrió un cambio de imagen extremo. Tan famosos como los iconos de la marca masculina estadounidense como Ronald McDonald y Jolly Green Giant, Brawney Man apareció como Brawney Woman con la misma camisa de cuadros durante un mes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

▲ El embalaje del producto se convirtió en una mujer que llevaba la misma camisa a cuadros que el Hombre Brawny.

 

Brawney rediseñó su paquete utilizando la campaña #StrengthHasNoGender lanzada el año pasado. La campaña retrató a mujeres de nuestro tiempo que derribaron las  barreras laborales que habían bloqueado a las mujeres de los empleos tradicionalmente dominados por los hombres, como soldados, médicos, ingenieros, bomberos, científicos y desarrolladores.

 

 

Los consumidores que vieron el nuevo paquete expresaron mucho interés en redes sociales, con el comentario común que pregunta “¿por qué la campaña se celebra solo durante un mes?”, o “¿por qué tiene que ser un modelo blanco?” Otros preguntaron si ¿el “icono masculino desapareció para siempre?” Sin embargo, la campaña parece centrarse más en la estrategia para atraer a los a la audiencia femenina en el momento adecuado, en lugar de expresar la creatividad. De hecho, fue un movimiento audaz de Brawney para ir más allá de los anuncios de televisión y transformar el paquete que sirve como punto de contacto directo con los consumidores.

 

La sociedad coreana también está viendo un cambio fenomenal en el papel y el estatus de las mujeres. Su imagen activa y sólida se ha establecido firmemente durante años en películas, series de televisión y anuncios. Ahora, prácticamente en cualquier campo, el género no es una preocupación crítica. El espíritu de hoy llama a definir “¿qué tipo de persona eres?”

 

*Por Mankee Baek Director Creativo en Cheil

Deja un comentario